Vivien Vajda no solo salta lazo si no que logra verse como una diosa y sus 14 títulos mundiales lo ratifican.